El packaging es uno elemento importante del branding y, más allá de proteger el producto, tiene como funcionalidad captar la atención del consumidor en el punto de venta y diferenciar al producto del resto de ofertas.

Sin embargo, las nuevas tecnologías han demostrado que el packaging tradicional tiene limitaciones, especialmente a la hora de comunicar información al cliente o de despertar su interés en un entorno cada vez más digital.

¿La solución? El packaging interactivo con realidad aumentada. En este post te contamos como funciona esta herramienta de marketing y cuáles son sus ventajas.

¿Qué es el packaging con realidad aumentada? 

El packaging con AR o etiqueta aumentada es una solución tecnológica que permite a las marcas ofrecer información adicional que se superpone al entorno real.

Al escanear la etiqueta, se activa el contenido que puede adoptar varios formatos como texto, vídeo o hologramas 3D.

Gracias a la realidad aumentada y a no tener ninguna limitación física, el packaging pasa de ser un soporte impreso a un canal de comunicación. 

La marca puede así transmitir sus valores, aportar información adicional sobre el producto o simplemente divertir al consumidor para crear un vinculo emocional.

La mejora de la experiencia del consumidor genera más engagement con la marca.

Aplicaciones del packaging interactivo con AR

Añadir información de producto mediante la etiqueta aumentada

La información adicional, que se puede transmitir con realidad aumentada es muy variada, desde enseñar el origen de los componentes del producto y su elaboración hasta consejos de uso.

Así, mientras las marcas de alimentos y bebidas aprovechan la realidad aumentada para compartir recetas, las marcas de herramientas dan consejos de uso, al estilo de un manual de instrucciones interactivo.

Anunciar promociones a través de la etiqueta aumentada

Las etiquetas de realidad aumentada se pueden también usar para desencadenar promociones a través de mini juegos. 

Las promociones pueden venir en formato de descuento, regalos o entrada en un sorteo. Su formato innovador y divertido incrementa tanto el engagement como el recuerdo de la marca y es ideal para atraer a los centennials.

La etiqueta aumentada como soporte de juego

El packaging con realidad aumentada permite interactuar con la marca a través de juegos. Los mini-juegos con realidad aumentada transforman la compra y el consumo en una experiencia divertida favoreciendo el  recuerdo positivo de marca.  

Si necesitas crear una experiencia geolocalizada, contáctanos y nuestro equipo te asesorará en tu proyecto.