Los catálogos de productos son, junto con la página web la carta de presentación de una empresa.

Principal herramienta de los comerciales, es importante que transmita tanto las características como la calidad de los productos. Pero ver un producto en base a una foto tiene sus limitaciones.

Vamos a ver a continuación como un catálogo con productos en 3D y en realidad aumentada puede acelerar la decisión de compra.

¿Qué es un catálogo de productos en realidad aumentada?

Un catálogo de productos en realidad aumentada es un catálogo cuyos productos se visualizan en 3D y en el mundo real a través de la cámara de un smartphone.

Gracias a una fiel representación digital 3D del producto, el usuario lo ve en su tamaño real. La realidad aumentada le permite superponer el producto en el lugar dónde se encuentra y comprobar que sus características se alinean con lo esperado. Una vez colocado, el usuario puede interactuar con el producto para comprobar o personalizar sus características.

Este tipo de catálogo se dio a conocer con el catálogo IKEA PLACE. Aunque parece pensado sobre todo para mobiliario y accesorios del hogar, vamos a ver a continuación que puede tener más aplicaciones.

¿Qué empresa puede sacar provecho a un catálogo en AR?

Un catálogo AR encuentra su utilidad cuando resulta clave al cliente ver el producto en su tamaño real. Imaginar el volumen de un producto no es siempre fácil, y lo es todavía menos proyectar como se va a integrar dentro de un espacio concreto.

Algunos casos de uso son:

  • Mobiliario y artículos de decoración: el usuario puede colocar el mueble en su casa, buscar la mejor ubicación y elegir los colores o texturas que mejor combinen con el entorno. Puede incluso seleccionar varios muebles para crear una escena o composición,
  • Máquinas profesionales para comercios: Comprometerse a añadir un mueble de un distribuidor cuando el espacio ya optimizado es arriesgado. La posibilidad de colocar virtualmente esta nevera para vinos, o este presentador de patatas chips asegura que no pasará a ser un estorbo para los trabajadores,
  • Máquinas o equipos industriales: exponer unas maquinarias en una feria implica mucha logística y gastos asociados. Con un catálogo de AR, se puede enseñar los equipos industriales sin tener que exponerlos. De hecho, más allá de poder ver la reproducción 3D en tamaño real, permite también reproducir el funcionamiento de cualquier mecanismo,
  • Productos fabricados a medida: decidir de qué tipo de toldo colocar o qué carpintería elegir para las ventanas es siempre arriesgado. EL catálogo AR sirve también como visualizador 3d. De esta forma, permite enseñar cualquier producto antes de lanzar su fabricación y asegurarse que corresponde exactamente a lo que espera el cliente,
  • etc

Cabe destacar que, para los artículos que el consumidor necesita probar virtualmente, se usan probadores virtuales con realidad aumentada.

¿Cuáles son los beneficios de un catálogo de productos en AR?

Un catálogo AR aporta valor tanto a la marca como al consumidor:

  • El comprador gana confianza viendo el producto en 3d, tal y como es en la realidad. Esta representación tridimensional resulta de más ayuda para el consumidor que unas simples fotos,
  • Mejora la experiencia de compra del cliente y acelera su decisión de compra: la representación digital del producto elimina cualquier duda que pueda tener al usuario,
  • Facilita la labor comercial de comerciales y distribuidores.
En 2iXR somos especialistas en la creación de experiencias de realidad extendida. Si tienes una campaña en mente, compártela con nosotros y te asesoraremos.