Tendencias y retos del sector Retail para 2021

¿Cuáles serán las tendencias del sector retail?  En este post hablamos sobre la evolución, cambios y retos a los que se enfrenta la industria en 2021, basándonos en el informe de Minsait sobre la reinvención del retail en España, y respondemos a cuestiones cómo los cambios en el comportamiento de compra del cliente post-covid, el papel de la tienda física en un momento de impulso digital, y la innovación tecnológica tanto en pequeños comercios como grandes superficies. 

1.La consolidación del E-commerce y los retos del canal online

Ante el cese de la actividad por el confinamiento y el cierre de los establecimientos comerciales, la venta online se presentaba como única alternativa para la compra de productos no esenciales. 

Aunque el e-commerce venía presentando desde años atrás una tendencia ascendente, esta alteración del mercado ha supuesto un antes y un después en el impulso del canal digital. Según el informe de Minsait sobre “La reinvención del sector Retail”, de diciembre de 2020, el aumento de las ventas de los pure players (compañías 100% digitales) fue de un 52,9% superior, con respecto al mismo periodo del año anterior.

El aumento de la demanda online supuso para muchas empresas una migración acelerada al e-commerce. Empresas que hasta el momento, veían la digitalización más como un proyecto a futuro, que como una necesidad inmediata. Por ello, pequeños comercios y PYMES tuvieron que buscar nuevas formas de llegar a sus clientes, a través de medios digitales, (como por ejemplo, Whatsapp o redes sociales)

Por otro lado, grandes cadenas de distribución, que contaban ya con estas plataformas, se enfrentaban a nuevos retos. Gestión de la logística, usalibilidad web, y la necesidad de implantar mejoras para asimilar la experiencia de compra digital a la física.

2. Nuevos hábitos de consumo y compra: el consumidor digital.

La crisis de la covid ha tenido un fuerte impacto económico, pero también social, marcando nuevos comportamientos de compra y hábitos de consumo.

El teletrabajo, las restricciones de movilidad y la reducción de la vida social, han hecho que el hogar pase a ser el centro de la actividad. Esto ha propiciado que el consumidor esté mucho más familiarizado con las nuevas tecnologías, independientemente de su edad. Todas las generaciones (desde centennials a boomers) han tenido que digitalizarse para poder adaptarse al nuevo contexto. 

El nuevo consumidor post-covid está más conectado al mundo virtual, está más informado y es más exigente con las marcas. Pero, ¿cómo fidelizar al nuevo consumidor digital?

El reto actual para el marketing es conseguir la fidelización ofreciendo una experiencia diferencial y de valor para el usuario, y estableciendo nuevas vías de contacto con él.

De ahí la necesidad de acercar esa experiencia a su entorno cercano, y lograr una conexión entre el mundo virtual y real, aprovechando las posibilidades de las nuevas tecnologías. Esta nueva tendencia se conoce cómo phygital: unión de lo físico y lo digital.

3. Innovación e introducción de nuevas tecnologías

La modernización e implementación de innovaciones tecnológicas en el corto y medio plazo serán claves para la gestión de negocios y comercios, la simplificación y mejora de procesos de compra o la personalización de la oferta. Hablamos de tecnologías como la IA (Inteligencia Artificial), IoT (Internet of Things) o el Data Analysis. 

También, debido a esa digitalización del consumidor, los clientes están ahora más abiertos y valoran más positivamente el uso de nuevas tecnologías en la experiencia de compra.

Según el ya citado estudio, 7 de cada 10 clientes ha utilizado o estaría dispuesto a utilizar tecnologías relacionadas con la visualización y exploración de productos, como la realidad aumentada.

 Fuente: “La reinvención del sector Retail” Minsait. 

Así la AR se postula como la tecnología más aceptada entre los usuarios, por encima de otras tecnologías como la realidad virtual, para su aplicación a la compra online, o la experiencia de consumo. Añadir este valor diferencial, puede ser el punto clave para las marcas.

“Una parte fundamental de nuestras compras online pasa por visualizar y entender las características de los productos de manera previa a su adquisición. Por este motivo las tecnologías presentes y futuras que dan respuesta a esta necesidad son las que presentan una mayor tasa de intencionalidad de uso destacando la realidad aumentada, la trazabilidad e información de origen a través del blockchain en la alimentación, el visual search y la realidad virtual.”

4. El punto de venta físico. ¿Cuál es su papel en la nueva normalidad?

La experiencia en tienda

Previo al 2020, los espacios comerciales ya pasaban por un proceso de re-conceptualización ante el incremento del canal online. La tienda física empezaba a orientarse a ser un espacio generador de experiencias para el cliente. 

Actualmente, esta idea se ha reforzado y ha añadido otros factores como la seguridad y omnicanalidad. 

El cumplimiento de las medidas sanitarias y la sensación de seguridad es un factor determinante para el usuario que se dirige a un establecimiento. Por lo que la tienda física debe ser un lugar de compra segura para el cliente. 

Por otro lado, tenemos el aprovechamiento de las tiendas físicas para dar soporte del canal online y su logística a través, por ejemplo, de la recogida o devolución de pedidos en el establecimiento. Todo ello supone un reto para la distribución de espacios, control de aforos y tráfico en el lugar.

En definitiva, el punto de venta seguirá siendo un lugar de referencia para un consumidor mixto, que busca en en canal físico recibir asesoramiento personalizado, conocer el catálogo, y disfrutar de experiencias vinculadas con la marca.

Pequeño comercio y grandes espacios comerciales

En cuanto al pequeño comercio, la pandemia ha supuesto un fuerte impacto económico, pero también una oportunidad.

La situación ha hecho que los comercios de proximidad pasen a ser vistos como algo más que un establecimiento. A día de hoy son considerados como puntos necesarios para la sostenibilidad e impulso de la economía local. Sin embargo, será necesaria la apuesta por la transformación digital para no quedarse atrás. 

Por su parte, los grandes parques comerciales, deben seguir apostando por esa reinvención en torno a espacios de generación de experiencias, e incorporar tecnologías que le permitan atraer un mayor volumen de clientes, manteniendo la seguridad de sus espacios.

Un ejemplo de actividad para este fin son las experiencias gamificadas en el punto de venta.

Aprovechando las ventajas de la gamificación y la incorporación de nuevas tecnologías en el retail, se puede generar un punto diferenciador para el cliente, al aportar ese añadido a su experiencia de compra que tradicionalmente se ha realizado en centros y espacios comerciales, pero siendo una alternativa segura y actual. 

En definitiva, nos encontramos ante un nuevo contexto digital, cambiante y exigente que supone tanto al sector retail como al resto de industrias una constante renovación y aportación de valor para el cliente. 

Si te gustaría implementar la realidad aumentada en tu espacio comercial, o si necesitas más información, contáctanos y nuestro equipo te asesorará en tu proyecto.

Cristina SegoviaTendencias y retos del sector Retail para 2021

Related Posts